• PRINCESITA DE DIOS

  • CONOCE Y AMA AL SEÑOR EN LOS DÍAS DE TU JUVENTUD.

    Señor, tu palabra escrita es lámpara a mis pies y lumbrera a mi camino. Tus maravillosas promesas aún las recuerdo y me dan aliento. Tus mandamientos no son pesados , ligera es tu carga cuando entiendo que lo que me ordenas es para mi propia felicidad. Señor, gracias por darme la presencia dulce de tu Espíritu y hacer una obra de grandeza y poder dentro de mí. Me rindo ante ti con adoración. Amén.
  • Cada día que amanece; es un día más para amar, es un día más para soñar, es un día más para vivir. De ti depende, que cada día sea un día feliz.
  • ORACIÓN DE PRINCESA

  • Señor, te amo verdaderamente eres mi mejor amigo. Me llenas de ti cuando me siento sola y vacía. Me consuelas cuando lloro. Te ocupas de mí de una manera en que nadie más lo hace. Tú me conoces, y sabes de mis caídas mejor que cualquiera, sin embargo, aún así me amas. Y yo sé que tú estás conmigo dondequiera que vaya. ¡Que bendecida me siento al verme acompañada por el creador de los cielos y la tierra en mi paso por la vida.! No permitas que jamás olvide que tú estás conmigo siempre hasta el fin de los tiempos. Graba en mi mente el recuerdo de los momentos en que tú me amaste cuando yo era inmerecedora de tu amor, y de todas las veces en que me perdonaste cuando pequé contra ti. Que nunca me olvide dónde estaba cuando te conocí, y cuánto me has echo avanzar en la vida. Gracias por perdonar mis pecados. Gracias por tu presencia constante. Gracias por ser mi amigo fiel, que nunca me deja ni me abandona. En el nombre de Jesús, amén. Con amor tu princesa , que te ama cada día más. Dios del cielo, el grande y temible Dios, que guarda el pacto y la misericordia para con aquéllos que lo aman y guardan sus mandamientos. Nehemias 1:5
  • Entradas recientes

  • Categorías

  • MI PERFIL

  • Weendy Angulo

    "Mi trabajo es cantar todo lo bello... Encender el entusiasmo por todo lo noble... Admirar y hacer admirar todo lo grande..."
  • Intereses: Amar a Dios y al prójimo.

  • REFLEXIÓN DEL DÍA

  • Acepto con gratitud cada bendición de la gracia de Dios. Al saber que la gracia de Dios me apoya todo el tiempo, estoy alerta a las oportunidades que enriquecen mi vida. No sólo reconozco el bien, sino que lo atraigo. Al aceptar todo lo que me bendice y al bendecir a los demás, no fijo límites a mis capacidades. Tengo el valor de hacer lo que puede haber parecido imposible en el pasado. Al actuar y hablar partiendo de la inspiración del Espíritu, hago lo mejor que puedo. Acepto la gracia de Dios y ofrezco confianza en mi trato con otros. Demuestro consideración y compasión y reconozco con agradecimiento estas mismas cualidades en los demás. Gracias a la oración, estoy inmerso en la comprensión divina. Y poderoso es Dios para hacer que abunde en vosotros toda gracia, a fin de que, … abundéis para toda buena obra. —2 Corintios 9:8
  • Bástate mi gracia, que mi poder se perfecciona en tu debilidad.

  • Abre tu corazón a Cristo

  • Salomón - rey de Israel y pensador - dijo: Al hombre le parece bien todo lo que hace, pero el Señor es quien juzga las intenciones.
  • Entradas y Páginas Populares

  • PREMIOS


    The Wonderland's Kary
  • VAMOS SUSCRÍBETE

  • Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

    Únete a otros 499 seguidores

  • Meta

  • Recuerda que…

  • Nunca olvides que…

  • ACERCÁNDOME A MI SEÑOR CADA DÍA

  • GRACIAS POR VISITAR MI BLOG

  • DIOS ALFOMBRE CON BELLAS FLORES LA SENDA POR DONDE VAYAS.

  • VUELVE PRONTO

COMBATIR LOS MIEDOS

     

1. RECONOCE TU GRADO DE TIMIDEZ  E INSEGURIDAD ANTE SITUACIONES DE RIESGO  Y PELIGRO.

Establece el grado de tu timidez en una escala de  0 a 10.            0 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10.

Reconoce las diversas causas y circunstancias por las cuales te consideras una persona tímida, miedosa, e insegura, con un cierto sentido del rubor y del  ridículo.

2. RECONOCE EL IMPACTO DE LOS MIEDOS  EN TI MISMO.

Para poder vencer la timidez y los miedos es preciso ser consciente del impacto y las consecuencias negativas que el miedo ocasiona en uno mismo.

Date cuenta de los efectos musculares que se producen en el cuerpo: mandíbulas apretadas, ojos abiertos como platos, aceleración del ritmo cardíaco y sanguíneo, temblor en los brazos y  las piernas.

Asimismo es preciso darse cuenta del impacto emocional que implica cierta sensación de bloqueo, de inmovilidad, de inhibición, de incapacidad para reaccionar, pensar, y tomar las decisiones apropiadas.

3. SE CONSCIENTE DE LAS FUNCIONES BÁSICAS POSITIVAS DEL MIEDO PARA EL INDIVIDUO Y PARA LA ESPECIE.

Toma conciencia de las funciones individuales y colectivas del miedo para poder sobrevivir en situaciones de peligro, de ataque, de catástrofes naturales o tecnológicas.

En suele alertarnos  para descubrir todo tipo de peligros en el ambiente.

Merced al miedo  actuamos con  prudencia, con suavidad y sigilo, procurando pasar desapercibidos, para no recibieron un ataque físico  o psíquico.

El miedo los prepara también para atacar a las personas o animales que nos puede producir algún tipo de daño,  lesión o agresión.

Ocasiona  la concentración energética debido a la activación cardiaca y respiratoria, de modo que nuestros puños y brazos  están dispuestos para defendernos y  atacar, nuestra mandíbula consistente y enérgica para morder, nuestra boca para lanzar un grito que  a los agresores.

Filialmente, en última instancia, la mejor defensa además de un buen ataque, puede consistir en una huida rápida que nos aleje del peligro.

4. ANALIZA FRÍAMENTE TUS MIEDOS Y CREA ALTERNATIVAS DE SOLUCIÓN.

El proceso de comprensión vivencial  de los miedos es fundamental tener una clara conciencia de cuales el proceso que debemos seguir en situaciones de peligro.

Es obvio que cuando existen peligros, situaciones de dificultad, amenazas a nuestra integridad física, a  nuestra propia subsistencia todos los recursos del organismo, del cerebro y de la imaginación se ponen en funcionamiento para evitar cualquier tipo de mal, para salir con vida, para sobrevivir.

Al efecto es indispensable para poder comprender y vencer los miedos realizar un análisis detallado de las circunstancias, personas, objetos o animales que nos ocasionan miedo, analizando sus causas, pero sobre todo encontrando múltiples alternativas imaginativas para resolver la situación.

La capacidad creativa de generar alternativas de resolución de  las escenas propias  de los miedos y de  la timidez nos ayuda en el proceso resolutivo, para poder ponerlas en práctica y superar la situaciones de miedo o el estado personal de timidez más o menos permanente.

5. SUPERA LOS MIEDOS MEDIANTE LA IMAGINACIÓN  EVOCADORA

Evoca serena, segura y tranquilamente  tus miedos.

Para curarse de la timidez y vencer los miedos, sean reales debidos a una situación que es ciertamente amenazante, o sean ficticios o difusos  ya que no tienen una causa concreta, y que nos produce un estado de angustia y ansiedad más o menos permanente sin causa,  parece fundamental acostumbrarse a evocar de un modo seguro, firme y sólido cualquier tipo del miedo que hayamos tenido a lo largo de nuestra vida. Se trata de sentir el miedo sin experimentar los efectos negativos del mismo.

 6. FORTIFICA TU CONCIENCIA CORPORAL CON LA SENSACIÓN DE PESO DENSO.

Para vencer el miedo necesitamos estar seguros física y corporalmente, emocional y espiritualmente, conscientes de que podamos controlarlos en nuestro imaginación, es decir, evocar situaciones angustiosas, de peligro, incluso de terror, sin que se produzca en nuestro organismo ninguno de las reacciones propias del miedo, como temblor de las piernas o  de los brazos, sudor, sensación  de agobio, y de peligro.

Recomendamos por tanto la relajación creativa en la sensación y conciencia de que nuestro cuerpo es pesado, denso y sólido como si estuviera hecho de un material indestructible, que nada ni nadie puede perjudicar mi atacar.

En 2º lugar es necesario ser consciente de que mi cuerpo es firme, perfecto  y eficaz en la realización automática de sus funciones, operando de modo lento, tranquila y serena.

Podemos utilizar nuestro fantasía  para imaginarnos que nuestro ángel guardián, en forma de una coraza protectora invisible de energía, que  rechaza todo tipo de peligro o de agresión nos está protegiendo en todo momento y en todo lugar, como si estuviéramos envueltos en un globo invisible e indestructible que nos aísla y defiende de  todo tipo de mal exterior.

7. COMBATE Y DESTRUYE DIRECTAMENTE  EL MIEDO.

Asusta  el miedo así como los objetos, animales o personas que te puede ocasionar un agresión mediante gritos y amenazas desaforadas, de tal forma que asustes y alejes no solamente a los causantes de tu miedo y angustia sino que hagas desaparecer de tu conciencia   incluso el propio miedo negro,  oscuro y rojo, que te atenaza y oprime

Alíate, envuélvete con la luz y el calor del sol para despejar todo tipo penurias deprimentes, de oscuridad amenazante, en la cual ya no te vas a sentir indefenso, posible objeto de ataque y destrucción por parte de animales o personas malvadas.

Asóciate igualmente con un perro guardián y protector, que te conoce y te defiende.

O mejor siéntete  siempre apoyado y protegido por tus amigos, pues  el grupo unido  constituye una gran fuerza psicológica demoledora. Porque la unión hace la fuerza.  Carga tus pilas de  la fuerza psicológica que da  la energía solar,  y las plantas con su energía concentrada vital para defenderte con uñas y dientes contra todo peligro.

Te sientes  por tanto definitivamente con un gran poder y energía destructora del objeto,  animal o personas agresivas que intentan ocasionarte  miedo o pavor.

Eres capaz de controlarlos e  inmovilizarlos con tu  fuerza.

Eres capaz de ofrecer tu potencia descomunal destructora de  los objetos causantes del miedo con tus garras,  con tus dientes que muerden agresivamente, con tus patas capaces de pisotear,  y reducir a  polvo  a quienes te ataquen.

8.   SUPERA  REALMENTE TUS  MIEDOS EN LA PRACTICA.

ASIMILAS EL MIEDO, LO COMES,  LO RESPIRAS, LOS BEBÉS SIN RIESGO, SIN MIEDO, SIN NERVIOS NI ANSIEDAD.

Supera la sensación  de susto y angustia que produce un ataque, una  guerra, una  lucha, o atropellos, accidentes de coche. Te sientes ante esa situación difícil  con  calma, aplomo y lleno de paz y tranquilidad. No hay nada que te pueda destruir. Tienes muchas reacciones y acciones efectivas para superar esas  situaciones.

Desbrozas esa situación que te produce un miedo describiendo los distintos momentos.

Te imaginas  la situación de un modo vivo, tal como ocurrió, sin que esto te proporcione ansiedad, nervios o disgusto: ves la escena en su proceso de desarrollo como si de una película se tratara.

9. SACÚDETE  CON LA FUERZA VIVA Y EXPRESIVA  LA EMOCIÓN DE MIEDO

Conjura el miedo con gritos, con acciones convulsivas de ataque y destrucción del mismo, de sus agentes y de sus causas, del impacto paralizador que tiene tanto en tus músculos y en tu cuerpo como en tu mente, corazón y  cerebro.

Exorciza  el miedo mediante rituales, mediante ritmos, canciones con estribillo o frases destructivas: aterrorizo  el terror para siempre. Fuera de mi vida.

Eres capaz de patear y  pisotear los miedos con rabia, con gritos y furia.

Lloras y ríes mientras  pataleas. Es deseable reírse de los  miedos, pues te das cuenta que has estado condicionado por los  miedos extraños estúpidos que has padecido en tu vida.

Dramatizas situaciones de miedo, exagerando con tus gestos, con tus palabras y con tus emociones las experiencias amenazantes  que has vivido del pasado.

10. VENCE LOS MIEDOS Y LA TIMIDEZ CON LA EXPRESIÓN VERBAL COMPRENSIVA.

TE INMUNIZAS Y LIBERAS DE LOS MIEDOS, HABLANDO DE UN MODO TRANQUILO Y SERENO CON OTRAS PERSONAS O CONTIGO MISMO ACERCA DE LAS SITUACIONES MÁS CONFLICTIVAS, DURAS Y DOLOROSAS QUE HAS TENIDO EN TU VIDA. Explicas racionalmente, venciendo  la situación peligrosa, cómo puedes controlar los miedos en este momento desde un punto de vista lógica  y racional.

11. SISTEMATIZAS Y ORDENAS  LOS MIEDOS.

Expresa  mediante un cómic, mediante  un gráfico de secuencia simple y eficaz en que consisten y  para que sirven los miedos, como los has vivido en el pasado y como los vas a  vivir en el futuro. Como vas a vivir sin miedo. Como vas a atreverte a hacer lo que nunca te has atrevido a hacer.

12. DISFRUTA DE LA CELEBRACIÓN DEL VALOR. LA SEGURIDAD Y EL ATREVIMIENTO

Celebra con  alborozo y alegría,  con fuegos artificiales, con  colorido y música, con danzas y movimientos rituales la victoria definitiva contra la timidez y el miedo que te han atenazado, inhibido o cohibido  hasta el presente.

Cantas, saltas,  ríes, gritas de alegría y de felicidad.

Estás realizando la celebración del valor y la seguridad, de la confianza  y fortaleza  asociándote con el medio ambiente,  camuflándote en él para no ser agredido. Realizas una  celebración jubilosa y energetizadora del triunfo sobre los miedos y la timidez.

He vencido definitivamente  en mi vida, en mi trabajo y en mi entorno  el  miedo al ridículo,  a ser criticado o castigado. Nunca  más miedo al fracaso  o al que dirán de los demás.

Jamás miedo a equivocarme o cometer errores, que paralicen mi  iniciativa, mis acciones que me llevan camino del destino y la realización de aquello que realmente deseo y quiero la vida.

funny

DOCTOR :  DAVID  DE   PRADO

 

¿CÓMO ENFRENTAR LOS MIEDOS?

 LA MAYOR ALIADA DEL MIEDO ES NUESTRA PROPIA MENTE.

PERO, A LA VEZ, ES LA MEJOR HERRAMIENTA PARA DESARTICULARLO.

ESTOS CONSEJOS TE AYUDARÁN.

1) DISTINGUE LOS MIEDOS:

El primer paso es no confundir los miedos amigos con los miedos enemigos. Los miedos amigos te advierten del peligro para que te pongas a salvo, para que te libres de la amenaza y no para que caigas en sus manos. Los miedos amigos te preparan para enfrentarte a una situación determinada. Por el contrario, los miedos enemigos te disuaden de que luches y además, te debilitan y desaniman.

 2) TÚ NO ERES TU MIEDO:

Debes tener en cuenta que el miedo tiene sus artimañas. Una de las más insidiosas, cuyo fin es debilitar nuestra fuerza, es que nos identifiquemos con él y nos sintamos avergonzados. Cuando asumimos nuestros miedos como un rasgo negativo de nuestra personalidad, nos condenamos al silencio, al secretismo y como consecuencia de esto, no buscamos ayuda. Tienes que pedir el mismo respeto por tus miedos que por tus dolencias físicas.

 3) NO COLABORES CON ÉL:

Además de esconderlos, también tendemos a alimentar nuestros miedos. Todos podemos ser colaboradores sin darnos cuenta; el miedo es invasor y como tal tiende a hundir o anular a quien lo padece. Puede apoderarse de la conciencia entera del sujeto y alterar sus relaciones. Conviene por ello que lo aísles de tu dinamismo mental. No intentes justificarlo. No puedes decir:” Hoy no voy a esa reunión porque va a ser aburrida”, cuando deberías reconocer:” No voy porque me da miedo la gente”. No puedes decir: “No vale la pena reclamar una cosa tan boba”, cuando en el fondo lo que estás pensando es que no sabes cómo hacerlo o no te atreves.

 4) ADOPTA UNA POSICIÓN ACTIVA:

Una vez que son conscientes, debes declarar la guerra a los miedos enemigos que han invadido tu intimidad. Hay que movilizarse, es decir, afrontarlos activamente. Tienes varias opciones para hacerlo.

 5) FORTALECE TU CUERPO:

La solución para luchar contra el miedo es disminuir el peligro o aumentar los recursos personales. En primer lugar, tienes que preparar tu organismo para la batalla. El miedo emerge de la biología, aunque tiene también otras causas. Está demostrado que el ejercicio físico es un antídoto contra las sensaciones que provienen de él.

Entre otras virtudes, aumenta la tolerancia al esfuerzo. No olvides que las personas con tendencia a la angustia suelen eludir el ejercicio físico.

 6) SÉ TU PROPIO ENTRENADOR:

Los entrenadores saben muy bien que el atleta debe animarse a sí mismo antes de realizar un ejercicio o hacer un esfuerzo. Y los terapeutas más conspicuos insisten en preguntar a sus pacientes qué piensan de la terapia que reciben. Saben que una actitud displicente o unos comentarios acres o devaluadores van a limitar la eficacia del tratamiento.

 7) DEBILITA A TU ENEMIGO:

Critica las creencias en que se basa el miedo. Desenmascara sus jugadas de farol. Búrlate de él. Desarrolla el sentido del humor para desactivarlo. Aprovecha todo lo que sabes para hacerle daño. Tienes que convencerte de que no es tan imponente. Exponte gradualmente al miedo.

 8) BUSCA BUENOS ALIADOS:

Es difícil combatir el miedo solo; y si éste es patológico, imposible. Busca consejo y ayuda de personas competentes. Busca también a quien pueda darte ánimo cuando estés desalentado. Las redes de apoyo afectivo son la mejor solución a muchos de nuestros problemas, incluido el miedo.

 Anatomía del miedo: JOSÉ ANTONIO MARINA

VENCIENDO LOS MIEDOS

 

 En el corazón mismo del miedo -si es un miedo “vivo” y no paralizante- está la fuerza que nos ayuda a salir de él.

 

Del mismo modo que en el corazón de la oscuridad está la pequeña chispa que se convertirá en luz. El miedo sólo paraliza cuando se le da un valor definitivo: hay miedo y nada más que miedo. El miedo abre paso al valor cuando se lo toma como una prueba: hay que aprender a ver los peligros, reales o imaginarios, para saber con qué o con quién combatimos.

El miedo, en este caso, es una incitación al valor. Cuando sabemos a qué le tememos, podemos actuar para crecer y asumir el tamaño de lo que nos asusta. ¿Que el miedo es el primero de los enemigos en el camino de la sabiduría? Ya lo sabíamos, pero hay que experimentarlo. La sabiduría no es llenarse la cabeza con ideas que nunca se aplicarán (precisamente por miedo o por cobardía, o por comodidad que es otra de las formas del miedo y la cobardía); sabiduría es aprender a vivir, a evolucionar, llegar a sentirse más firmes y seguros. Es evidente que para llegar a la sabiduría hay que atravesar muchos caminos desconocidos, hay que abrirse paso por la intrincada selva de las experiencias; quedarse atrás por miedo, creer que evitaremos estos encuentros con lo desconocido, es apenas aplazar el sentido inexorable de la vida, y para peor, vivir lo que nos queda por delante con la sombra permanente del temor, de lo que se pudo hacer y no se hizo a la espera del héroe interior cuyo nacimiento se abortó en la mediocre comodidad del que no quiso vencer obstáculos. La vida es un tesoro de sabiduría cuando se aprende a vencer el miedo en cada paso. Se trata de tu vida, de tus pasos.

No tengas miedo.

 (Filosofía para vivir : Nueva Acrópolis en el mundo)