• PRINCESITA DE DIOS

  • CONOCE Y AMA AL SEÑOR EN LOS DÍAS DE TU JUVENTUD.

    Señor, tu palabra escrita es lámpara a mis pies y lumbrera a mi camino. Tus maravillosas promesas aún las recuerdo y me dan aliento. Tus mandamientos no son pesados , ligera es tu carga cuando entiendo que lo que me ordenas es para mi propia felicidad. Señor, gracias por darme la presencia dulce de tu Espíritu y hacer una obra de grandeza y poder dentro de mí. Me rindo ante ti con adoración. Amén.
  • Cada día que amanece; es un día más para amar, es un día más para soñar, es un día más para vivir. De ti depende, que cada día sea un día feliz.
  • ORACIÓN DE PRINCESA

  • Señor, te amo verdaderamente eres mi mejor amigo. Me llenas de ti cuando me siento sola y vacía. Me consuelas cuando lloro. Te ocupas de mí de una manera en que nadie más lo hace. Tú me conoces, y sabes de mis caídas mejor que cualquiera, sin embargo, aún así me amas. Y yo sé que tú estás conmigo dondequiera que vaya. ¡Que bendecida me siento al verme acompañada por el creador de los cielos y la tierra en mi paso por la vida.! No permitas que jamás olvide que tú estás conmigo siempre hasta el fin de los tiempos. Graba en mi mente el recuerdo de los momentos en que tú me amaste cuando yo era inmerecedora de tu amor, y de todas las veces en que me perdonaste cuando pequé contra ti. Que nunca me olvide dónde estaba cuando te conocí, y cuánto me has echo avanzar en la vida. Gracias por perdonar mis pecados. Gracias por tu presencia constante. Gracias por ser mi amigo fiel, que nunca me deja ni me abandona. En el nombre de Jesús, amén. Con amor tu princesa , que te ama cada día más. Dios del cielo, el grande y temible Dios, que guarda el pacto y la misericordia para con aquéllos que lo aman y guardan sus mandamientos. Nehemias 1:5
  • Entradas recientes

  • Categorías

  • MI PERFIL

  • Weendy Angulo

    "Mi trabajo es cantar todo lo bello... Encender el entusiasmo por todo lo noble... Admirar y hacer admirar todo lo grande..."
  • Intereses: Amar a Dios y al prójimo.

  • REFLEXIÓN DEL DÍA

  • Acepto con gratitud cada bendición de la gracia de Dios. Al saber que la gracia de Dios me apoya todo el tiempo, estoy alerta a las oportunidades que enriquecen mi vida. No sólo reconozco el bien, sino que lo atraigo. Al aceptar todo lo que me bendice y al bendecir a los demás, no fijo límites a mis capacidades. Tengo el valor de hacer lo que puede haber parecido imposible en el pasado. Al actuar y hablar partiendo de la inspiración del Espíritu, hago lo mejor que puedo. Acepto la gracia de Dios y ofrezco confianza en mi trato con otros. Demuestro consideración y compasión y reconozco con agradecimiento estas mismas cualidades en los demás. Gracias a la oración, estoy inmerso en la comprensión divina. Y poderoso es Dios para hacer que abunde en vosotros toda gracia, a fin de que, … abundéis para toda buena obra. —2 Corintios 9:8
  • Bástate mi gracia, que mi poder se perfecciona en tu debilidad.

  • Abre tu corazón a Cristo

  • Salomón - rey de Israel y pensador - dijo: Al hombre le parece bien todo lo que hace, pero el Señor es quien juzga las intenciones.
  • Entradas y Páginas Populares

  • PREMIOS


    The Wonderland's Kary
  • VAMOS SUSCRÍBETE

  • Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

    Únete a otros 499 seguidores

  • Meta

  • Recuerda que…

  • Nunca olvides que…

  • ACERCÁNDOME A MI SEÑOR CADA DÍA

  • GRACIAS POR VISITAR MI BLOG

  • DIOS ALFOMBRE CON BELLAS FLORES LA SENDA POR DONDE VAYAS.

  • VUELVE PRONTO

¿CÓMO ENFRENTAR LOS MIEDOS?

 LA MAYOR ALIADA DEL MIEDO ES NUESTRA PROPIA MENTE.

PERO, A LA VEZ, ES LA MEJOR HERRAMIENTA PARA DESARTICULARLO.

ESTOS CONSEJOS TE AYUDARÁN.

1) DISTINGUE LOS MIEDOS:

El primer paso es no confundir los miedos amigos con los miedos enemigos. Los miedos amigos te advierten del peligro para que te pongas a salvo, para que te libres de la amenaza y no para que caigas en sus manos. Los miedos amigos te preparan para enfrentarte a una situación determinada. Por el contrario, los miedos enemigos te disuaden de que luches y además, te debilitan y desaniman.

 2) TÚ NO ERES TU MIEDO:

Debes tener en cuenta que el miedo tiene sus artimañas. Una de las más insidiosas, cuyo fin es debilitar nuestra fuerza, es que nos identifiquemos con él y nos sintamos avergonzados. Cuando asumimos nuestros miedos como un rasgo negativo de nuestra personalidad, nos condenamos al silencio, al secretismo y como consecuencia de esto, no buscamos ayuda. Tienes que pedir el mismo respeto por tus miedos que por tus dolencias físicas.

 3) NO COLABORES CON ÉL:

Además de esconderlos, también tendemos a alimentar nuestros miedos. Todos podemos ser colaboradores sin darnos cuenta; el miedo es invasor y como tal tiende a hundir o anular a quien lo padece. Puede apoderarse de la conciencia entera del sujeto y alterar sus relaciones. Conviene por ello que lo aísles de tu dinamismo mental. No intentes justificarlo. No puedes decir:” Hoy no voy a esa reunión porque va a ser aburrida”, cuando deberías reconocer:” No voy porque me da miedo la gente”. No puedes decir: “No vale la pena reclamar una cosa tan boba”, cuando en el fondo lo que estás pensando es que no sabes cómo hacerlo o no te atreves.

 4) ADOPTA UNA POSICIÓN ACTIVA:

Una vez que son conscientes, debes declarar la guerra a los miedos enemigos que han invadido tu intimidad. Hay que movilizarse, es decir, afrontarlos activamente. Tienes varias opciones para hacerlo.

 5) FORTALECE TU CUERPO:

La solución para luchar contra el miedo es disminuir el peligro o aumentar los recursos personales. En primer lugar, tienes que preparar tu organismo para la batalla. El miedo emerge de la biología, aunque tiene también otras causas. Está demostrado que el ejercicio físico es un antídoto contra las sensaciones que provienen de él.

Entre otras virtudes, aumenta la tolerancia al esfuerzo. No olvides que las personas con tendencia a la angustia suelen eludir el ejercicio físico.

 6) SÉ TU PROPIO ENTRENADOR:

Los entrenadores saben muy bien que el atleta debe animarse a sí mismo antes de realizar un ejercicio o hacer un esfuerzo. Y los terapeutas más conspicuos insisten en preguntar a sus pacientes qué piensan de la terapia que reciben. Saben que una actitud displicente o unos comentarios acres o devaluadores van a limitar la eficacia del tratamiento.

 7) DEBILITA A TU ENEMIGO:

Critica las creencias en que se basa el miedo. Desenmascara sus jugadas de farol. Búrlate de él. Desarrolla el sentido del humor para desactivarlo. Aprovecha todo lo que sabes para hacerle daño. Tienes que convencerte de que no es tan imponente. Exponte gradualmente al miedo.

 8) BUSCA BUENOS ALIADOS:

Es difícil combatir el miedo solo; y si éste es patológico, imposible. Busca consejo y ayuda de personas competentes. Busca también a quien pueda darte ánimo cuando estés desalentado. Las redes de apoyo afectivo son la mejor solución a muchos de nuestros problemas, incluido el miedo.

 Anatomía del miedo: JOSÉ ANTONIO MARINA

Anuncios
Entrada anterior
Entrada siguiente
Los comentarios están cerrados.
A %d blogueros les gusta esto: